Entre el viernes y hoy se publicaron dos encuestas que parecen marcar una tendencia de cara a las elecciones de octubre. Las dos consultoras más importantes, y por ende más confiables, muestran que al Frente Amplio le va a costar alcanzar la victoria en la primera vuelta electoral. ¿Porqué me empeño en sumar los votos de los partidos tradicionales? Porque en caso de una segunda vuelta es casi seguro que ambos partidos sumarán sus votos para derrotar al Frente Amplio.

Empiezo con Factum, del politólogo Oscar Botinelli. Allí se marca que el Frente Amplio tiene un 45% de intención de voto, contra un 38% del Partido Nacional y 9% del Partido Colorado. Sumados estaríamos hablando de 47% para los partidos tradicionales. Dijo el director de Factum: "Si analizamos los bloques, es decir el FA de un lado y los partidos tradicionales del otro, lo que observamos es que el FA tuvo hasta setiembre de 2007 una gran ventaja sobre los partidos tradicionales, pero de a poco se fue achicando. Ahora se mantiene debajo de los partidos tradicionales achicando un poco la diferencia".

Por su parte Luis Eduardo González dijo que todo está pronto para que haya una segunda vuelta. Les dejo el gráfico y el video de You Tube.



2 Comentarios:

Martín LatinoameriKano dijo...

Esta recontra parejo, porque aún sumando los valores de la oposición y proyectando los indecisos, el margen es bajísimo.

Depende de hacia dónde viren los indecisos, pero se me hace que si le tengo que dar mas chances a uno, por como veo la cosa allá, es del Frente Amplio. Acá, por ejemplo, un escenario de esas características garantizaría un triunfo opositor por la aversión hacia el kirchnerismo que hay en todo el espectro opositor. No veo allá tanta polarización, los noto mas moderados. Eso puede dividir el voto indeciso y producir algo de migración del voto opositor.

¡Saludos!

Christian Libonatti dijo...

Si, esperemos que se de así. Pero también hay que pensar que el desgaste que sufrió el Frente al ser gobierno por primera vez le está restando votos. Igual sigo sin entender como una persona puede pensar que Lacalle, con las barbaridades que está proponiendo, puede ser mejor presidente que Mujica.

salú y gracias por pasar!