Al igual que en Argentina (las campañas que vivo constantemente), en la vecina orilla también se viola la ley que regula los plazos para poder hacer publicidad de la campaña electoral. Un relevamiento del diario El Observador demostró que, realmente, a nadie le importa demasiado...

Como no pueden pedir el voto, lo que se intenta es posicionar al candidato tan sólo con la repetición de su nombre. O con la convocatoria a un acto que recuerda a un antiguo líder muerto del que se cumple un nuevo aniversario. O directamente aludir a las acciones realizadas por el Gobierno que mejoraron la situación del país. O aún peor... se busca una situación un tanto.. ¿bizarra? para hablar del candidato. Un detalle de cada caso y el video del spot.

Sueños, spot de Danilo Astori


"(...)La crisis nos llevó al precipicio y salimos adelante(...)". Aludiendo a su gestión como ministro de Economía, Astori busca que la gente sepa quien fue el que "los sacó" de la crisis económica. Cierra con una frase bastante fuerte: "Tu voto vale cinco años de tu vida".

Una flor para Wilson, spot de Jorge Larrañaga


"(...)Wilson luchó para rebelarnos contra el país de las divisiones. Es lo que hice cuando recibí un partido dividido y lo dejé en unidad, creando una verdadera alternativa nacional(...)". Apelando al viejo lider fallecido, el candidato nacionalista quiso dejar en claro, en un spot larguisimo, que él es el continuador de Ferreira, un papel que viene disputándose hace tiempo con Lacalle.

Y lo mejor para el final....

Chivitería Marcos, spot de Marcos Carámbula


"Hola, soy Roberto, cliente habitual de la chivitería Marcos y quiero darte un consejo. Yo no te puedo decir a quién (votar), pero cuando votes acordáte de mi, Roberto, el de la chivitería Marcos". Un groso Carámbula. Una propaganda muuuy trucha pero efectiva, que directamente roza la legalidad.