Estuve una semana de vacaciones en Sierra de la Ventana. Allí me enteré de una noticia de la que sólo se habla en Bahía Blanca y en la Comarca Turística: la explotación minera en busca del metal más codiciado. Acá les dejo algo que escribí allá pero que no pude subir al blog por que hay muy poca internet y con poco quiero decir que sólo hay un cyber con 15 computadoras y una conexión de 64 k.

En sierra de La Ventana el pueblo se está movilizando. Los vecinos de esta villa serrana del sudoeste bonarense quieren impedir la explotación minera en la zona. Los rumores que existen apuntan a un mineral en especial: el oro. Como paso a mediados de 1800 en California o en Esquel en los últimos años, el precioso metal dorado puede traer más de un problema para la población.

Es sabido que en los últimos años el principal ingreso de esta zona es el turismo. En poco tiempo crecieron las cabañas y complejos para los visitantes que quieren disfrutar del aire, el verde y el agua de estos pueblos serranos. Y no sólo en verano. En invierno también son atracción. La nieve de los últimos años trae turismo en junio o julio.

Ahora bien, si se comienza con una explotación de minerales puede ocurrir como en Catamarca. Los ríos se secarán porque se necesitan para filtrar el oro. El aire será irrespirable por el cianuro que se usará. El turismo no querrá venir a un lugar como este. Ya no habrá vista. Ya no habrá agua. Ya no habrá aire limpio.

“Va a traer trabajo para el pueblo” es lo que se escucha para justificar la explotación, a lo que los habitantes responden: “Si nadie sabe ser minero acá, o vivís del turismo o vivís del campo. Va a tener que venir gente de afuera”. Una paradoja que se percibe también en otro conflicto ambiental: las pasteras de Fray Bentos. Allí trabajarán uruguayos en la construcción, pero al llegar el momento de funcionar deberán venir técnicos de otros países.

El crecimiento de complejos vacacionales en Sierra de La Ventana trajo una gran recuperación económica. Pequeños comerciantes crecieron. Los que pudieron poner lugares en alquiler crecieron también. Si se hace un emprendimiento de esta envergadura se perjudicará a estas personas. Solo saldrán favorecidos la empresa y los tres municipios donde estaría el oro: Tornquist, Saavedra y Coronel Suárez.

El estudio geológico encargado por los intendentes comunales habría traído un resultado negativo y un gasto innecesario de dinero. Algunos hablan de $ 45.000.000. La provincia de Buenos Aires declaró 40.000 hectáreas como “área de reserva minera”, lo que deja libre el camino para que se vuelvan a hacer estudios que también traen contaminación. La Fiscalía Federal comenzó una investigación para saber si ya se produjeron daños ambientales durante los estudios preliminares. La Asociación Ambientalista Raices de Ventania quiere que quede nula la determinación del Ministerio de la Producción que la declaró apta para la explotación minera.

No se sabe aún que pasará de acá en más, aunque los habitantes de las sierras esperan cualquier cosa. La mayoría de la información se pasa de boca en boca y no hay autoridades que den datos concretos.

Más de 500 vecinos se reunieron el Martes en el colegio Nº 6 y decidieron decirle NO a la explotación minera. Veremos si los escuchan o deciden destruir lo que se logró en estos años.

3 Comentarios:

Alejandro dijo...

Fui varias veces a Sierra de la Ventana, y sería tristísimo que pasara esto. Los que compren las mentiras de la empresa, tienen que recordar que el oro que haya no va a durar para toda la vida: en unos años, se van a quedar sin el oro y sin la sierra.

Christian Libonatti dijo...

Tenés toda la razón. El problema es que el pueblo no quiere esto. Los únicos que lo aceptan son los políticos. Como siempre, bah...

Suerte!!

Anónimo dijo...

Vea y comente:

http://sierra-de-la-ventana.blogspot.com/